Canal RSS

Archivo de la categoría: Varios

MAKI-SUSHI

Primero me gustaría explicaros someramente a qué se le llama sushi. Es el nombre genérico que engloba una serie de preparaciones con arroz y pescado (aunque no exclusivamente se usa pescado), que tienen su propia denominación, es decir, sushi es todo, y según como se elabora y los ingredientes que lleva recibe un nombre u otro.
Nigiri es la porción de arroz con una pizca de wasabi y encima pescado crudo, gamba, langostino, tortilla……….
Maki son los distintos rollos que a su vez también pueden recibir distintos nombres, futomaki, que es un rollo gordo, hosomaki , que es un rollo más estrecho, pero ambos con el alga nori por fuera, uramaki, que es el rollo con el arroz por fuera y el alga por dentro.
Temaki son una especie de cucuruchos hechos con el alga nori y rellenos.
Hay más preparaciones, pero éstas son las que yo conozco.
Mi primer contacto con un restaurante japonés lo tuve hará unos tres años por una invitación de mi amiga Nieves que me animó a probar, y me invitó a cenar en un buen restaurante de Madrid. No todo lo que comí me gustó. No puedo con el sashimi, que son trozos de pescado crudo, ni con el nigiri, pero los maki me gustan mucho porque el sabor del pescado no es tan acusado y además puestos a unas malas y aún a costa de que a los puristas de esta comida les pueda parecer una aberración, podéis sustituir el salmón crudo por salmón ahumado. También he ido probando en otras ocasiones la tempura, que me gusta mucho, y unas tortillas que se llaman okonomiyaki y que están buenísimas. Y recuerdo que en aquella cena con mi amiga nos pusieron de aperitivo unas vainas de soja al vapor, con sal, que estaban deliciosas.

En esta ocasión he preparado uramaki. Unos rollos California que no llevan alga nori (aunque normalmente el California lleva media hoja) y otros con el alga nori.

Ingredientes (con estas cantidades comemos cuatro adultos)

* 400 gr de arroz especial para sushi
* 600 gr de agua
* Cuatro cucharadas soperas de vinagre de arroz
* Una cucharada sopera de azúcar
* Una cucharadita de sal (5 gr)

* Salmón (yo uso unos lomos de La sirena que vienen envasados individualmente en trozos de 125 gr., utilizo uno)
* Aguacate
* Palitos de cangrejo
* Cebollino
* Queso cremoso de untar
* Sésamo blanco tostado
* Sésamo negro
* Hojas de alga nori
* Salsa de soja

Elaboración

Lo primero que haremos será preparar el arroz. Una vez pesado debemos aclararlo al chorro del agua hasta que ésta salga totalmente clara. Yo lo pongo en un colador grande de malla y con un bol debajo lo lavo desechando el agua hasta que sale clara.
Ponemos el agua a cocer y cuando hierva echamos el arroz y tapamos la cacerola, cuando notemos que empieza la ebullición dejamos cocer durante diez minutos y apagamos el fuego, dejando reposar el arroz durante quince minutos más sin destapar la cacerola en ningún momento, ni durante la cocción ni durante el reposo.
Cuando queden un par de minutos para los quince de reposo del arroz, mezclamos en un cazo el vinagre de arroz, el azúcar y la sal, calentamos una pizca para diluir bien y cuando abramos la cacerola echamos la mezcla y removemos. A continuación tenemos preparada una bandeja hermosa donde ponemos el arroz y lo extendemos bien haciendo una especie de surcos y con un abanico lo abanicamos para que se enfríe lo antes posible.

Mientras se ha ido cociendo el arroz habremos picado en tiras todos los ingredientes.

Para hacer los rollos California me he comprado un molde que venden al efecto. Ponemos arroz en el fondo, encima el salmón, el aguacate, el cebollino y el queso crema, cubrimos con arroz, presionamos y cuando levantamos el molde nos queda el cilindro, que rebozaremos por el sésamo negro o blanco como queramos y procederemos a cortarlo.

 

 

 

 

 

 

Para hacer los uramaki con el alga nori, extenderemos la esterilla especial para hacer este tipo de preparaciones, ponemos el alga nori, encima extendemos el arroz, echamos el sésamo negro, damos la vuelta de manera que dejamos el arroz abajo en contacto con la esterilla y el alga arriba, colocamos el relleno, salmón, palito de cangrejo, cebollino y aguacate. Enrollamos apretando ayudándonos de la esterilla y una vez formado el rollo procedemos a cortarlo. Podemos poner un trozo de film transparente encima del arroz y el sésamo antes de dar la vuelta para hacerlo todavía mejor, pero yo no lo hago y apenas quedan granos pegados a la esterilla, que luego se lava y se seca perfectamente.

 

 

 

 

 

 

Una vez todo emplatado lo acompañaremos de salsa de soja. También lo podéis acompañar de wasabi y jengibre encurtido, pero nosotros preferimos solo soja.

Observaciones

Es muy importante que tengáis a mano un bol con agua y un paño húmedo. Cada vez que vayáis a coger arroz humedeceros la mano y cada vez que vayáis a cortar un trozo del rollo limpiar el cuchillo con el paño húmedo.

Puede parecer lioso pero una vez que coges el tranquillo se hace con facilidad. Es posible que la primera vez aparezcan granos de arroz hasta en los sitios más insospechados de la cocina, pero a partir del segundo rollo enseguida se coge el ritmo.

Animaros a probar.

Anuncios

CHURROS CON CHOCOLATE

¿Hay algo más rico que unos churros, con un chocolate caliente en una fría mañana de invierno, un domingo cualquiera? La respuesta es, según mi humilde opinión, no. Si le preguntamos a mi cuñado dirá, que mejor que los churros, prefiere unos picatostes rectangulares de pan frito. Pero hoy vamos a hacer churros. Los ingredientes son productos básicos, se pueden hacer perfectamente en casa y salen bien ricos. Esta receta es del libro La cocina de Nicolasa, de Nicolasa Pradera, un libro de 1950, que era de mi abuelo. Yo he ido haciendo adaptaciones de la misma y al final ha quedado de esta manera que es la que a mí más me gusta, quedan tiernos por dentro y crujientes por fuera, como yo creo  que debe ser un churro.

Ingredientes para los churros

* 280 gr harina de fuerza
* 500 gr agua
* 25 gr aceite de oliva virgen extra
* 10 gr sal
* Aceite de oliva virgen extra para freírlos

Elaboración

En un cazo alto, el clásico cuece leche, ponemos el agua, la sal y los veinticinco gramos de aceite.
Ponemos en el fuego, removemos para disolver la sal y llevamos a ebullición.
En cuanto hierva el agua echamos de golpe toda la harina y con el mango de la cuchara de madera más largo que tengamos (Nicolasa dice con un palote, me encantan las expresiones que tenia esta mujer) lo mezclamos deprisita para que se integre todo bien. Retiramos del fuego y seguimos mezclando hasta que no queden grumos. Es una masa densa, que se maneja mal, pero con un poco de fuerza se puede hacer perfectamente.

 

 

 

 

 

 
Dejamos que temple un poco y metemos la masa en la churrera. En mi churrera lo tengo que hacer en dos veces porque no cabe toda la masa de una vez. A mí me salen 25 churros, en dos veces, con un largo de 12-13 cm y un grueso de unos 2 cm aprox.
Ponemos un papel de horno en la encimera y vamos formando los churros, yo no me atrevo a freírlos directamente según salen de la churrera por miedo a las salpicaduras.


Cuando los hayamos formado todos, rellenando las veces que sea necesario la churrera, procederemos a freírlos.
Ponemos, mejor en un cazo bajo que en sartén, una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra para que queden cubiertos cuando los echemos.
Calentamos el aceite, tiene que estar bien caliente, podéis probar que está bien caliente echando un trozo de patata o de manzana. Yo no tengo vitro, tengo cristal gas y los frio en el quemador mediano con la llama al máximo.
Cuando el aceite esté en su punto empezamos a freir los churros, freírlos de cuatro en cuatro como máximo para que no se enfríe el aceite, depende del tamaño del cazo, el mio es de 19,5 cm de diámetro.
Dejar hasta que estén doraditos pero no mucho, tardan en freírse, no porque el aceite esté muy caliente se fríen rápidamente.
Al principio cuando los echamos hace bastante espuma pero no bajéis el fuego, si el aceite baja de temperatura el churro estallará y la quemadura será segura. Si mantenéis la temperatura del aceite los churros no estallan. Esto es muy, muy importante.
Irlos sacando con unas pinzas (yo tengo de esas tijeras pinza) a un plato con papel de cocina para absorber los restos de aceite, y espolvorearlos de azúcar, a mí me gustan sin azúcar y mojados en el chocolate caliente.

Ingredientes para el chocolate

* Un litro de leche
* 300 gr de chocolate mínimo 60% (yo uso Valhorna 61 o 68% el que tenga en ese momento)
* 120 gr de azúcar
* 10 gr de maicena

Elaboración

En un poquito de leche fría disolvemos la maicena y reservamos.
Ponemos el resto de la leche con el azúcar a calentar, cuando esté caliente pero sin llegar a hervir, echamos el chocolate troceado y con una varilla revolvemos hasta que se integre con la leche, entonces añadimos la leche que tenemos con la maicena disuelta, mezclamos y dejamos hervir a fuego lento, sin parar de remover y con cuidado de que no se pegue hasta que alcance el espesor que nos guste.
Si no tenéis maicena no pasa nada, realmente lo he puesto porque lo pone en la receta que tengo, pero lo he hecho sin maicena y si es un buen chocolate no necesita espesantes.

COCTEL DE CHAMPAN Y ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Os presento este cóctel de champán, y brindo deseando que en el nuevo año se cumplan todos vuestros sueños.

Ingredientes para una copa de flauta

* 180 ml de champán o cava
* Un terrón de azúcar
* Dos chorritos de angostura
* 15 ml de coñac
* Un trozo de cáscara de naranja sin lo blanco
* Un trozo de naranja y una cereza para decorar

Elaboración

Frotamos un poco el terrón de azúcar en un trocito de cáscara de naranja y lo ponemos en una copa de flauta.
Añadimos la angostura (en la receta pone dos chorritos, pero la angostura no sale del frasco en chorritos hay que darle unos pocos golpes secos, que moje el terrón y quede un poco en el fondo de la copa).
A continuación echamos el coñac (esta cantidad tan pequeña yo la mido con una jeringuilla que tengo para estas cosas, pero 15 ml son, más o menos, un tapón hasta el borde de la botella de coñac) y finalmente rellenamos con el champán o cava bien frio (lo que entra en la copa son los 180 ml aproximadamente).
Decoramos con un trozo de naranja y una cereza y a brindar por el año que comenzamos.

Para mí hoy es un día difícil.  El 31 de Diciembre de 2006 murió mi madre. Por desgracia ya había aprendido unos cuantos años atrás, cuando murió mi hermana, que da igual el día del año en que nos ocurra algo así.  El dolor para las familias es el mismo.  Pero no quiero ser lastimera, hay muchas personas en mi misma situación o peores, soy afortunada por muchas cosas y doy gracias a Dios por todas ellas.
Así pues un año más, superaré la pena, y disfrutaré de esta despedida de año igual que intento disfrutar cada día de mi vida, y desearé que el 2012 sea mejor para todos.

                                        ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!