Canal RSS

CONTRAMUSLOS VILLEROY Y TOMATES PROVENZAL

Lo normal para esta receta es utilizar pechugas de pollo, pero mi madre siempre lo hacía con contramuslos porque el resultado es mucho más jugoso. Yo he hecho indistintamente, unas veces pechugas y otras contramuslos y la verdad es que me gusta más con los contramuslos. Es más fácil filetear las pechugas, pero todo lo que se puede perder fileteando los contramuslos lo podemos aprovechar para hacer unas croquetas añadiendo un poquito de jamón y un huevo cocido. Me gusta acompañarlos de unos tomates a la Provenzal, que se hacen bien fácil y están muy ricos.

Ingredientes

* Cinco contramuslos de pollo ( pesaban ya limpios de piel y grasa 740 gr.).
* 70 gr harina
* 600 ml leche
* Un huevo
* Pan rallado
* Aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta blanca (opcional), nuez moscada (opcional)

Para los tomates

* Uno o dos tomates rojos aromáticos y ricos (qué cosas digo ¿verdad?) por comensal, yo he hecho seis
* Perejil, ajos, sal, pimienta, pan rallado y una pizca de aceite

Elaboración

Limpiamos muy bien los contramuslos quitando la piel y la grasa.
Ponemos agua en una cacerola y cuando esté hirviendo añadimos un poco de sal y los contramuslos. Desde que vuelva a hervir dejamos veinte minutos.
Sacamos del agua a un plato y dejamos que enfríen completamente.


Cuando estén bien fríos los hacemos filetes. De cada contramuslo nos saldrán unos tres filetes de distinto tamaño. Como os he comentado en la entrada los restos de pollo podemos guardarlos y hacer unas croquetas.


Preparamos la besamel.
Ponemos un chorrito de aceite en una sartén, añadimos la harina, la tostamos un poco, y empezamos a añadir la leche. A mí me gusta ir añadiéndola poco a poco hasta que la besamel adquiere la textura que deseo. Añadimos sal, pimienta y nuez moscada rallada al gusto.
Para los que estéis empezando en la cocina he de decir que no conozco ningún truco para que no se os hagan grumos, la única manera es practicar. Yo la leche la utilizo directamente de la nevera y no tengo problemas de grumos, pero ya he hecho muchas besameles a lo largo de mi vida, bien es verdad que he leído en algunos sitios, que es mejor usar la leche templada para evitar los grumos. Sinceramente pienso que hacer una besamel sin grumos lo da la práctica, o tener la termomix, que también me han comentado que sale estupenda, pero ¿en la termomix se tuesta también primero la harina para que la besamel no sepa a harina?
Una vez lista la besamel pasamos los filetes por ella y los vamos depositando en un plato para que se enfríen y cuajen. Yo los meto un rato al frigorífico cuando ya no están tan calientes.


Una vez frios los pasamos por huevo batido y pan rallado y los freímos.


Los sacamos a un plato con papel absorbente para eliminar restos de aceite y servimos bien calientes acompañados de los tomates Provenzal o si lo preferís de unas patatas fritas.

Tomates Provenzal

Encendemos el horno, calor arriba y abajo (solera y grill) a 250º y sacamos la bandeja.
Lavamos y secamos los tomates.
Los partimos por la mitad y los vaciamos. Lo que hemos sacado a los tomates lo guardamos para hacer una ensalada, por ejemplo.
Los colocamos en la bandeja del horno.
En el mortero ponemos un buen puñado de hojas de perejil bien limpias y secas, tres o cuatro ajos, según los tomates que vayamos a rellenar, yo he hecho seis, sal y pimienta.
Machacamos bien, añadimos una pizca de aceite y unas cucharadas de pan rallado. Ligamos todo, y rellenamos los tomates.
Metemos la bandeja y los dejamos unos diez minutos aproximadamente.

Anuncios

»

  1. Créeme que nunca he probado yo “la Villeroy”. Sé que a los míos les iba a encantar por eso me quedo con la idea y la pondré pronto en práctica con los contramuslos, que fectivamente son más jugosos.Además , tengo la suerte de tener un carnicero bien majo que los deja ya sin piel y fileteados.
    Otra cosa, ahora que no me oye nadie , je,je, y sin que parezca que hago publicidad de la maquinita, sí, la termomix tuesta la harina para hacer la bechamel, de verdad que la deja de cine.
    Un abrazo,
    María José.

    Responder
  2. Mi suegra la bordaba. Me has recordado que hace muchísimo tiempo que no los hago. Te copio la idea de hacerlo con contramuslos, sin duda mejor que con pechugas. Un besote de Oli de ENTREBARRANCOS

    Responder
  3. Dos clásicos que hacen la boca agua, desde luego. Sin duda, con los contramuslos tiene que salir más jugosos. En mi familia estaban los de pata y los de pechuga, eran como dos sectas. Yo era de pechuga y sigo siendo, pero ahora un poco más flexible 😉
    Besos

    Responder
  4. Una delicia, que rica receta. Un abrazo, clara.

    Responder
  5. Pero que buenísima pinta. Has conseguido que se me haga la boca agua, aun después de acabar de cenar. Esperanza como siempre. Riquísimo seguro

    Responder
  6. Muy rica receta, tiene una pinta estupenda, ¿la bechamel tiene que tener consistencia de la de croquetas o más líquida? a mi me pasa como a ti que tiro de ojímetro para preparar la bechamel, ni caliento la leche ni nada, sí que la saco a temperatura ambiente, para mi el secreto está en dar vueltas y más vueltas.

    Besos,

    Responder
  7. Que plato más bueno. La idea de cambiar pechuga por contramuslo es genial, porque son mucho más jugosas

    Responder
  8. Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Responder
  9. Con contramuslos estará la villeroy más tierna, la pechuga es más seca. Me ha gustado.
    Y esos tomates provenzales, exquisitos.
    Besos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: