Canal RSS

ALBONDIGAS EN SALSA DE AZAFRAN

Publicado en

Esta es una receta de la cocina básica de diario, en todas las casas se comen albóndigas y cada uno tenemos una forma de prepararlas. Yo las preparo así, que es como más nos gustan, y también con salsa de tomate. Además esta salsa de azafrán, que la llamo comodín, también vale para guisar una rica tortilla de patata. A los que vivís solos y os da pereza hacer una tortilla que valdría para cuatro, evidentemente podéis hacer la tortilla más pequeña, o hacer al día siguiente esta salsa y dejar que la tortilla que os ha sobrado cueza unos minutos en ella. Ya veréis qué rica está.

Ingredientes

* 500 gr carne picada (todo ternera o mitad ternera mitad cerdo, a vuestro gusto. Eso sí, recién picada en vuestra carnicería habitual)
* Ajo en polvo
* Pimienta
* Perejil fresco
* Una pizca de paprika
* Leche
* Pan rallado
* Media cebolla
* Harina
* Un poquito de vino blanco (unos 50 ml)
* Azafrán en rama
* Sal y aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Ponemos la carne en un bol, añadimos sal, un poco de ajo en polvo, un golpe de pimienta molida, una pizca de paprika, unas hojas de perejil bien picado, un chorrito de leche y ligamos con un poquito de pan rallado. Lo justo para poder hacer las albóndigas, no os paséis con el pan que tienen que quedar jugosas.
Formamos las albóndigas, las rebozamos en harina y las freímos. Reservamos.
Machacamos en el mortero las ramas de azafrán. Reservamos.
En una cacerola ponemos a pochar media cebolla picada en brunoise (cuadraditos pequeños) con un poco de sal, cuando esté pochada añadimos una cucharada colmada de harina, dejamos que se tueste un poco, añadimos el vino blanco, dejamos que evapore el alcohol y echamos un poco de agua que habremos mezclado en el mortero con las hebras de azafrán. Removemos, vemos como engorda la salsa y vamos añadiendo agua a poquitos hasta que tenga una textura ligeramente espesa, ojo no echar mucho agua de golpe que eso no se puede arreglar bien, mejor ir echando poco a poco hasta alcanzar la textura ligada de una salsa. Rectificamos de sal y añadimos las albóndigas. Dejamos cocer todo el conjunto a fuego lento, vigilando para que no se agarren, unos diez minutos.
Podemos servir acompañadas de patatas fritas o arroz blanco salteado con un ajo picado,  y en este último caso pueden ser perfectamente  plato único.

Como os decía al principio, respecto a que la considero una salsa comodín, también os vale para el pescado. Unos lomos de pescadilla marcados primero en la sartén y añadidos después durante unos minutos a la salsa os va a encantar. En este caso podríamos ponerle también unos guisantes cocidos y unas gambas.
Estas comidas son ideales para dejar hechas la tarde anterior, para llevar al trabajo en el tuper o para congelar y, tener siempre,  en ese salvador y casero fondo de congelador que de tantos apuros nos saca.

Anuncios

»

  1. Tienen una pinta espectacular, me encantan las albóndigas hasta solas. De esta forma es como las hace mi tia que es muy buena cocinera. El truco de la tortilla me lo apunto que seguro está de lujo. Bezitos.

    Responder
  2. Deben estar las albóndigas de muerte con esa salsita.
    Besos

    Responder
  3. Vaya pinta que tienen las albóndigas. Me encantan.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: