Canal RSS

MAGDALENAS

Hay muchas recetas de magdalenas en los libros de cocina y publicadas en internet, éstas son las que yo he hecho de siempre. Evidentemente he probado alguna más que por una razón u otra me han llamado la atención, pero al final las que más nos gustan son éstas. Duran tiernas metidas en una lata cinco días que es lo máximo que vienen durando en casa. Es importante que utilicéis unos papelillos resistentes, yo los compro en una tienda de productos de repostería, los que hay de fantasía son muy bonitos pero la mayoría de ellos no aguantan el peso de la masa y se desmoronan en el horno. Desde hace un par de años utilizo también el molde metálico de muffins para hornear también las magdalenas, pero antes no lo tenia y también subían estupendamente, siempre que los papeles que usemos  sean fuertes. Así mismo es importante no llenar excesivamente los moldes, con poner un poco más de la mitad de masa es suficiente para que suban y no se desborden. Os cuento como las hago yo.

Ingredientes

* 4  huevos. Pesaremos por separado las yemas y las claras porque el peso total de ambas será lo que utilicemos del resto de ingredientes, y como las vamos a batir por separado pues las tenemos que pesar por separado. En mi caso 73 gr de yemas y 147 gr de claras (220 gr total)
* 220 gr harina de reposteria
* 220 gr azúcar (más la que usemos para espolvorearlas por encima)
* 220 gr aceite de oliva virgen extra suave (yo uso uno de la variedad royal, pero un arbequina suave también vale)
* 10 gr de polvos de hornear (levadura tipo Royal)
* Una pizca de sal
* 80 gr de pepitas de chocolate (porque a la segunda tanda que horneé le puse unas poquitas pepitas de chocolate)

Elaboración

Tamizamos la harina y la mezclamos con los polvos de hornear y la pizca de sal. Reservamos.
Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
Batimos con las varillas eléctricas las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y estén espumosas.
Añadimos el aceite y mezclamos hasta integrar el aceite y las yemas con el azúcar, ya con varilla de mano, a continuación añadimos la mezcla de harina, polvos de hornear y sal. Integramos todo con la varilla de mano y finalmente añadimos con movimientos envolventes con una espátula las claras a punto de nieve, hasta que esté todo bien mezclado.
Dejamos reposar la mezcla tapada con un film transparente una hora en el frigorífico.
Media hora antes de sacar la mezcla encendemos el horno calor arriba y abajo (yo uso convencional sin aire) a 250º.
Transcurrida la hora de reposo sacamos la masa del frigorífico y la damos unas vueltas con la espátula para integrar bien lo que se haya podido depositar en el fondo.
Rellenamos las cápsulas de papel con una cuchara (un poquito más de la mitad, nunca hasta el borde), como no nos cabrán todas en el horno de una vez, volvemos a meter la masa en la nevera.
Espolvoreamos con azúcar por encima.
Bajamos el horno a 220º y las introducimos durante 12 – 14 minutos. En mi horno están 14 minutos.
Cuando las saquemos del horno las ponemos en una rejilla a enfriar.


Si queremos hacer otra tanda con pepitas de chocolate, cuando saquemos la masa del frigorífico añadimos las pepitas a la masa, mezclamos y repartimos por los moldes. Las echamos el azúcar por encima y las horneamos.
Espero que os gusten.

Anuncios

»

  1. Que aspecto más rico tienen, mejor sabrán.
    Besos

    Responder
  2. Es curioso la gran variedad de versiones que hay para hacer magdalenas!! He visto que montas las claras a punto de nieve, quizás esa sea la clave para que se vean tan esponjosas.
    Me comería una ahora mismo y eso que no soy nada golosa.
    Un beso

    Responder
  3. Que ricas se ven y con aceite de oliva, super para tenerlas a la mano en caso de subida del colesterol…me encantaron!

    Responder
  4. Efectivamente, hay un montón de recetas por todas partes, pero las tuyas están perfectas. Te habrás fijado que la receta es como el cuatro cuartos, pero con aceite. Creo que las voy a hacer esta semana. Me has dado ganas de magdalenas, ¿será porque estoy desayunando?
    Besos

    Responder
  5. Qué buena pinta tienen, me encantan las magdalenas, pero no las he preparado nunca, me apunto la receta!

    Besos,

    Responder
  6. Te han quedado estupendas las magdalenas! Las próximas que haga, las hago con tu receta. Un beso

    Responder
  7. para que me seduzca una buena magdalena tiene que tener “moño” y las tuyas tienen uno con azúcar con una pinta deliciosa
    gracia spor la receta, que pase sbuena seamana

    Responder
  8. Tienen una pinta exquisita, me llevo tu receta, espero que me salgan así de buenas. Un abrazo, Clara.

    Responder
  9. El aspecto de las tuyas me encanta. La costra que se forma en la superficie con el azúcar estás ¡de muerte! Un besote de OLi de ENTREBARRANCOS

    Responder
  10. Tienen una cara estupenda, me pido las de chocolate que en casa somos adictos jejeje. A ver si se ha solucionado el problema de los coments…. Bezitos.
    pd: pues no, sigue saliendo la dichosa ventanita…

    Responder
  11. Pero que cosa tannnnnnnnn bonita y tan rica. Me encanta esa costrita de azúcar por encima 😀

    Besos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: