Canal RSS

CAKE DE CHOCOLATE

La primera vez que leí e hice esta receta lo que más me llamó la atención es el orden y  la forma en que se mezclan  los ingredientes. Siempre que había hecho, y lo sigo haciendo igual, un cake tradicional de pasas y/o frutas confitadas había empezado mezclando el azúcar con la mantequilla y añadiendo después los huevos uno a uno y finalmente los ingredientes secos. Ya publicaré mi cake tradicional más adelante.
Como veréis, aquí se hace de forma totalmente distinta, pero el resultado es un bizcocho jugoso y con un estupendo sabor a chocolate y mantequilla.

Ingredientes

* 44 gr de agua
* 21 gr de cacao puro en polvo sin azúcar (yo he usado el de Valor, que se encuentra fácil)
* 125 gr harina de repostería
* 175 gr azúcar
* Una cucharadita del tamaño de las de café de levadura química, impulsor, polvos de hornear, se puede llamar de las tres maneras (quiero decir las del tipo de la marca Royal)
* 185 gr de mantequilla de la mejor calidad posible, a temperatura ambiente, más lo que necesitemos para engrasar el molde
* 3 Huevos (162 gr pesados sin cáscara, siempre que pongo el peso de los huevos en un postre es sin cáscara, en la receta original pone 150 gr)
* Una cucharadita del tamaño de las de café de aroma de vainilla
* Una pizca de sal

Elaboración

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo (convencional sin aire).
Lo primero que haremos será preparar el molde.
Lo untamos con una brocha y mantequilla. Ponemos papel de horno. Una tira a lo largo y otra a lo ancho. Volvemos a untar de mantequilla y espolvoreamos de harina repartiéndola por todas las paredes y tirando todos los restos que no se hayan pegado al papel. Reservamos.
Ponemos a calentar el agua y cuando empiece a hervir añadimos el cacao en polvo. Retiramos del fuego y mezclamos bien con una varilla a mano, que no queden grumos. Reservamos para que se vaya poniendo a temperatura ambiente.
En un bol mezclamos la harina tamizada, el azúcar, la sal y el impulsor. Repartimos por encima la mantequilla en pegotitos. Reservamos.
En otro bol echamos los huevos y la cucharadita de vainilla. Mezclamos con las varillas eléctricas y añadimos el chocolate cuando ya esté a temperatura ambiente, mezclamos bien con las varillas para que se integren el chocolate y los huevos.
Ahora añadimos la mitad de la mezcla de los huevos y el chocolate sobre la mezcla de ingredientes secos y mantequilla. Mezclamos con las varillas eléctricas a velocidad baja hasta que se humedezca la harina y se integre la mantequilla y a continuación mezclamos a velocidad máxima durante un minuto.
Bajamos con una espátula de silicona lo que se queda pegado a las paredes del bol, añadimos el resto de la mezcla de huevos y chocolate en dos veces batiendo unos veinte segundos cada vez para mezclar bien los ingredientes.
Vertemos la mezcla en el molde preparado y alisamos un poco con la espátula la superficie.
Introducimos en el horno durante 50 minutos. A los veinticinco minutos o treinta minutos, cuando se empieza a abrir la grieta, con mucha rapidez abrimos el horno y tapamos el cake con papel de aluminio para que no se nos queme excesivamente por arriba. Ya os digo que en mi horno ha tardado en estar listo 50 minutos, pero como siempre, introduciremos un palito de brocheta, preferiblemente metálico, y cuando salga limpio el cake estará listo.
Dejamos enfriar sobre una rejilla sin desmoldar, durante unas horas.
Cuando esté frio se habrá separado solo de las paredes y con la ayuda del papel de horno desmoldaremos sin problemas.

Observaciones

Utilizaremos un molde rectangular de plum cake metálico, el mio mide 21 x 11,5 x 7,5 de alto (medido por arriba, ya sabéis que los moldes de cake si los ponemos del revés tienen ligera forma de pirámide truncada). Procurar que sea lo más aproximado a estas medidas para que el cake nos quede bien de altura.
La grieta se hace sola cuando el cake empieza a subir en el horno, no hace falta hacer nada para que, si hemos hecho bien todos los pasos del mezclado, se abra la característica grieta de los plum cake.
Animaros porque resulta jugoso y se puede comer perfectamente sin mojar en nada.
Se puede congelar cortado en rebanadas y envueltas éstas dos veces en papel film transparente. Pero como no es de un tamaño excesivamente grande, en casa dura dos o tres días y está igual de jugoso el tercero que el primer día.

Anuncios

»

  1. Tiene una pinta deliciosa, la pongo en mis favoritos. Un saludo, Clara.

    Responder
  2. Se ve muy jugoso, debe de estar exquisito.Me encantan tus consejos.

    Responder
  3. La verdad es que si resulta curioso la forma de elaborarlo, es distinta completamente a la forma tradicional, pero los resultados son buenísimos, se ve de lo mas jugoso!!! Un beso

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: