Canal RSS

VIEIRAS CON GRELOS

Mi marido, debido a su trabajo, siempre ha conocido a muchísimas personas. Clientes, proveedores ó compañeros, con los que ha congeniado más o menos,  pero cuando en 1993 coincidió en la empresa en que estaba con Juan Carlos, (para nosotros Carliños), primero él y después yo, supimos que habíamos conocido a una persona con la que haríamos amistad. Así fue. Después conocimos a su entonces novia , Pili, un encanto de mujer. Ambos son gallegos, de Lugo, y los queremos un montón, a ellos y a sus dos hijos. Cuando se casaron en 1999 nos obsequiaron con una estupenda comida en el restaurante La Palloza, en Lugo. Todavía recuerdo el fantástico solomillo, no sé si buey ó ternera gallegos, al queso de Cebreiro que nos comimos. Pero lo que más me gustaron fueron estas vieiras con grelos que os presento a continuación y que he hecho un montón de veces desde entonces. Y como supe desde un primer momento, a día de hoy,  seguimos siendo buenos amigos.

Ingredientes

Seis vieiras
Un manojo de grelos ó un tarro de cristal de una buena marca, ya cocidos. Usaremos 275 grs. ya escurridos.
Una cebolla pequeña ó media grande
60 grs. Harina
570 ml, Leche a temperatura ambiente
Sal
Pan rallado
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Abrimos las vieiras, yo uso un abridor de ostras, metiéndolo por la parte de atrás. Limpiamos bien bajo el grifo de agua fría, retirando las barbas, la tierra y toda la suciedad que tienen y dejando solo la carne y el coral, las echamos una pizca de sal y las guardamos en el frigorífico hasta que las vayamos a terminar.
Limpiamos y cocemos los grelos ó abrimos y escurrimos los del bote. Yo lo he hecho de las dos formas y la verdad es que es muy cómodo lo del frasco. Si elegís una buena marca, el resultado es correctísimo. Reservamos escurriendo el agua que puedan tener.
Cortamos la cebolla en brunoise (cuadraditos pequeños) y la pochamos en una sartén con tres cucharadas de aceite. Cuando esté transparente añadimos los grelos, sal y los rehogamos. Reservamos.
Precalentamos el horno a 210º calor arriba y abajo (solera y grill).
Ahora preparamos una besamel. Ponemos dos cucharadas de aceite en una sartén y cuando esté templado añadimos la harina, la tostamos un poco y empezamos a echar la leche y a remover con una varilla hasta conseguir una besamel de textura media, ni muy clara como si fuera para bañar unos canelones, ni muy espesa como si fuera para croquetas, y dejando hervir unos minutos, echamos la sal y probamos. Para este plato no pongo nuez moscada.  A mí me gusta ir echando la leche poco a poco hasta encontrar la textura que me gusta pero con esta cantidad de ingredientes, en teoría, os tiene que quedar una besamel perfecta para lo que la vamos a usar. Yo  no  caliento la leche para hacer besamel y me sale perfecta y sin grumos, pero todo es práctica. Y como veis tampoco uso mantequilla, prefiero aceite. Hacerla cada uno como acostumbréis dándole eso sí una textura media.
La mezclamos con los grelos, escurridos éstos bien del aceite del rehogado.
Sacamos las vieiras del frigorífico y cubrimos, no excesivamente, cada concha con la besamel de grelos. Espolvoreamos con un poquito de pan rallado y las introducimos en el horno a 210º durante diez minutos , calor arriba y abajo (solera y grill) y dos minutos más solo el grill.

Consejo:
No tiréis las conchas, yo normalmente hago un poco más de cantidad de la besamel de grelos y después con las conchas bien lavadas las relleno y las congelo para comer otro dia espolvoreadas de queso parmesano, se meten al horno a gratinar y listo.
También podeis hacer otras mezclas que se os ocurran y utilizar las conchas como cazuela.

Anuncios

»

  1. En casa nos gustan mucho las vieiras por eso he tomado nota de tu receta para variar un poco . Lo que está claro es que en mi casa nunca llego a poder congelarlas porque nos las tomamos todas….ja,ja.
    Un abrazo,
    María José.

    Responder
    • No María Jose, me referia solo a la besamel de grelos, sin la carne de vieira. Si sobra rellenas las conchas ya vacias con solo la besamel y las congelas para comerlas otro día como si fuera masa de croquetas. En mi casa las vieiras propiamente dicha tambien caen todas. Un beso.

      Responder
  2. Gracias por esas lineas que demuestran el valor de la amistad. Espero que nos veamos antes de acabar el año y podamos disfrutar de vuestra compañia, como hicimos en varios viages. Respecto a las vieiras comentar que aquella fue la primera vez que dicho restaurante hacia este plato. Desde aquella primera vez, hubo muchas mas y hoy en dia las sigue haciendo con gran exito. Tendriamos que patentarlo. Saudos e bicos.

    Responder
  3. una receta con mucha clase y con ingredientes cercanos.
    Habrá que tenerla en cuenta para estos dias que están ahi, ya,..
    Un beso

    Responder
  4. Muy rica la receta y muy vistosa

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: