Canal RSS

ESPARRAGOS EN SALSA

Este plato se ha hecho en mi casa desde siempre. Lo ideal es hacerlo con espárrago triguero . El espárrago triguero es el que crece silvestre y al cultivado se le llama espárrago verde.  Los trigueros  yo  los cogia, cuando era pequeña, en Yunquera de Henares, también cogia cardillos y berros ¡qué tiempos!,  pero ahora lo normal es  comprar espárragos verdes de cultivo, que son los que yo he utilizado para hacer esta receta.  No todos son de la misma calidad y además los que más abundan son de Perú.  A mí me cuesta entender que tengamos que importar espárragos de Perú, si alguno sabe la explicación que me lo diga.

 Si quereis que sea un plato único lo podemos acompañar de un huevo frito, poché ó cocido, incluso escalfado en la misma salsa resulta riquísimo.

Espero que os guste.

Ingredientes:

Dos  manojos de espárragos trigueros
Una  patata mediana
Una rebanada de pan
Una cebolla mediana ó media grande
Un ajo
Una hoja de laurel
Una cucharada rasa del tamaño de las del café  de harina
Sal, vinagre, y aceite de oliva virgen extra

 Elaboración:

Primero lavamos  y troceamos los espárragos desechando las partes duras del final. Pelamos, lavamos, secamos  y troceamos la patata.  Cocemos espárragos y patata  . Yo lo suelo cocer en la olla a presión super rápida al vapor, ya que en nueve  minutos están listos.  Sacamos a un plato y reservamos un poco de agua de la cocción.

En una sartén  echamos un poco de aceite y freímos la rebanada de pan, el ajo pelado y la hoja de laurel y vamos pasando al mortero. La hoja de laurel si no quereis no la echéis, yo le quito el nervio central y sí me gusta echarla. Echamos un poco de sal y machacamos todo esto muy bien, sobre todo si hemos echado también la hoja de laurel  para no encontrar trozos desagradables y  lo reservamos.

Ahora troceamos en brunoise (cuadraditos pequeños)   la cebolla y la  rehogamos en el aceite donde habíamos frito lo anterior, no habrá mucho pues el pan frito absorbe bastante,  una vez transparente añadimos lo que teníamos en el mortero, añadimos la harina, rehogamos unos segundos y echamos un chorrito de vinagre(poco, mejor quedarse corto y añadir después)  y un poco de agua de la cocción de los espárragos. Tiene que quedar una salsita ligada no demasiado espesa ni demasiado clara. Rectificamos de sal y si nos hemos quedado cortos de vinagre añadimos un poquito más hasta encontrar  el gusto de nuestro agrado. A continuación echamos los espárragos y la patata cocida y dejamos cocer todo junto unos diez minutos, ¡cuidado que no se pegue!

Anuncios

»

  1. Esperanza, lo prometido es deuda 😉 veo que tu receta no está nada mal, yo también he recogido “cardillos” de chico y me he llenado las manos de pinchos, a día de hoy lo echo de menos, pero con la vida que llevamos es complicado y los compro en la plaza. El que los espárragos vengan de Perú supongo que será igual que los pimientos del piquillo, que los envasan con etiqueta de Navarra y pone envasado en Perú. La mano de obra y los costes de producción son más baratos allí, una lástima… Bezitos!

    Responder
    • Me alegro que te guste. La verdad es que las manos pelando cardillos sufren un montón, pero era bien pequeña no creas, diez u once años y no veas la maña que me daba. ¡Qué tiempos! Muchas gracias por pasarte. Un beso.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: